Cuando estamos sanas y felices, este estado se refleja en todo nuestro cuerpo, pero mucho más en la piel y el pelo. Se resalta la belleza, sobretodo de este último que se ve más brillante y fuerte. Es que seamos honestas, por más que nuestro peinado sea perfecto, si nuestro pelo luce opaco, seco o débil no lucimos, ni nos sentimos bellas del todo.

Si nuestra salud interna se refleja en nuestro exterior, por supuesto lo primero que debemos hacer es llevar una vida saludable y alimentarnos bien, pero desde afuera también podemos ayudarnos con tratamientos caseros o aquellos que venden en el mercado; de aguacate por ejemplo, que ayudan a hidratar y dar brillo al pelo. Y es que un pelo brillante definitivamente es un pelo hermoso, así se lleve desordenado, aunque por supuesto si lo llevamos prolijo, liso o con ondas, luce mucho más. Esto se los digo, porque como se habrán dado cuenta últimamente, ando probando todos los productos Rowenta de su linea Respect, planchas, rizadores y secadores