¿Un café? Si, capuchino por favor, con 2 de azúcar.

De eso se trata este outfit post, de un look ejecutivo, completamente dulce y femenino.