Este año uno de los accesorios mas importantes para quienes aman estar a la moda fueron las uñas. La revolución del color, llegó al punto de usar una uña de cada color, dando repuesta a necesidades de libertad, de volver a la infancia o de opulencia y exceso. 

Para este otoño/invierno las tendencias siguen en términos de contrastes y mezclas, dejando atrás los calurosos y brillantes neónes.



Pero antes de cualquier cosa vale la pena insistir en la idea que se vale “romper las reglas”, esto no quiere decir usar una uña de cada color, si eso nos parece demasiado, pero si, que desde hace ya tiempo se vale usar las manos de un color y los pies de otro; la regla que dictaba que las uñas de las manos y los pies tienen que pintarse iguales, quedó atrás como la que decía que era obligación combinar la cartera con los zapatos y la correa.