Confieso que nunca imaginé visitar Seattle, aunque es una ciudad famosa por películas y series de televisión, digamos que en mis planes tenía otros destinos, antes que esta ciudad del Pacífico Norte, y debo decir que quedé gratamente sorprendida. Es una ciudad encantadora, llena de cultura, de mente abierta y mucha influencia de oriente.