Hay cosas a las que las mujeres no podemos resistirnos, cada una de nosotras tiene sus propios antojos y entre los míos definitivamente están los postres y las joyas, una combinación que puede ser irresistible. De ahí salió este post, de un postre y un café que fui a tomarme con un gran amigo, donde terminamos hablando de todo eso que define nuestro estilo, y en mi caso las joyas obviamente tenían que salir a relucir. Para mi las joyas son magia y feminidad materializadas, hablan mucho de quien las usa, más allá de su valor material; el valor sentimental y místico – Yo muchas las uso como amuletos de buena suerte – es para mi mucho más poderoso.

joyas turmalinatatiana moreno blog

Esta