Distinción es uno de los atributos que se le dan al reloj, este accesorio creado desde lo funcional para medir el tiempo. Inicialmente los relojes de pulsera eran considerados un accesorio y/o joya de mujeres y aviadores; los hombres llevaban los de bolsillo, pero al llegar la guerra y con la necesidad de medir el tiempo sobretodo para quienes debían permanecer atrincherados, o para calcular distancias en tiempo de vuelo de los pilotos, los relojes de pulso pasaron a ser un objeto para hombres, para aquellos valientes y poderosos que debían ir a luchar.

Calvin Klein

Con el paso del tiempo los relojes han dejado ser solo accesorios útiles o de lujo para convertirse en objetos del deseo de hombres y mujeres, en el caso masculino específicamente hay quienes dicen que el reloj de un hombre habla de su personalidad y carácter. Para la mujer es símbolo de independencia y profesión.