Dicen que los diamantes son los mejores amigos de las mujeres, y si… todo hay que decirlo, las piedras preciosas y las joyas son algo que a la gran mayoría de nosotras encanta. Por distintas razones, empezando por temas de costo, pasando por la seguridad y llegando hasta las tendencias, la bisutería, las “joyas falsas” o de imitación y las piezas a partir de materiales alternativos se han popularizado, pero todo hay que decirlo; nada como lucir una joya de verdad, lo que se siente al usarla y esa sensación adictiva que produce, es lo que significa el lujo.

Cartier

Cartier

Los metales y las piedras preciosas a través de la historia, también han sido objeto de culto y amuletos de buena suerte para distintos aspectos de la vida, así que si al hecho de adornarnos, luciendo una joya, le sumamos el hecho que esta podría además llenarnos de buena energía y atraer todo lo que deseamos, la joyas son, en su sustancia física, psicológica y mística, un verdadero tesoro.

bvlgari

Bvlgary

Cómo los colores, las piedras y los metales también tienen significados y se dice que funcionan energéticamente para diferentes cosas, por ejemplo, el Rubí activa la energía y la pasión, el Topacio atrae riqueza, prosperidad y éxito, se dice que el Cuarzo rosado es la piedra del amor incondicional y la autoestima, la Amatista sirve como amuleto de protección, espiritualidad y regeneración, los Diamantes son las piedras de la pureza, fidelidad, abundancia y valentía (será por esto que es la piedra del compromiso y el matrimonio). En cuanto a los metales, los alquimistas de la edad media, creían en sus poderes y su energía curativa, además desde lo místico, la Plata significaba la intuición, feminidad, la luna y el lujo minimalista, el Cobre transmitía la energía de Venus y daba equilibrio, y el Oro, rey de los metales, era portador de la energía del sol, la fuerza, lo masculino, la felicidad y lujo abundante.

Tiffany colombia

Tiffany & CO (Casa Joyera que acaba de abrir su primera tienda en Colombia – Bogotá CC Andino l.177)

Muchas joyas son también consideradas obras de arte, pensemos en los huevos Fabergé por ejemplo, y es que su fabricación tiene tanto de manualidad y artesanalidad que algunos joyeros son reconocidos como verdaderos artistas.

Sabiendo todo esto, yo, para quien cada día las joyas se están convirtiendo en una pasión mayor, encuentro aún más razones, para enamorarme y valorar este tipo de piezas que son la mezcla perfecta entre lujo, arte y magia.

Tati

@ICONAtatiana

tatiana.moreno.penagos@gmail.com

Follow my blog with Bloglovin