Además de los ya reconocidos como el Moma, el Guggenheim, el Museo de historia natural y el Met, este último emblemático para mi ya que allí transcurre una de mis escenas favoritas en la película Devil wears Prada; existen otros «museos» obligados en los cuales posiblemente termine costando varios (o muchos) dólares más la entrada, o mejor dicho la salida, pero que hay que dedicarle el tiempo como a los anteriores.

Llamo estos sitios «museos» por una historia de mis abuelos hace años en NY; mi abuelo, médico, lector, autodidacta y adicto a la cultura, llevó de paseo a mi abuela, la niña bien del pueblo, fanatica de las compras y amante de los viajes y la moda (algo le tenía que heredar); empezaron por hacer el turismo básico de la ciudad, para luego internarse, literalmente, por días enteros en los espectaculares museos de la capital del mundo. Tras una semana de museos y mi abuela a punto de enloquecer, se llegó el momento de usar sus encantos y ponerle fin a tanta antigüedad (como las llamaba ella en chiste) para ir a los sitios que había esperado desde que llegaron a NY.


Su gran parada fue esta vez en Macy’s, el almacén por departamentos, y sobretodo, con el piso zapatos para mujer, mas grande del mundo!!! Mi abuelo creyendo haber calmado a su esposa y como casi todo hombre, a los 40 minutos ya estaba desesperado y pensando que era suficiente de tanta «novedad» para hacer presión y decir suficiente, le preguntó a mi abuela: «Ya estás feliz?» Y ella categóricamente respondió: «Si… Y lo vamos a ver como los museos!»


De este tipo de museos como los que le encantaban a mi abuela hay varios que no pueden dejar de visitar, compren o no, si viajan a NY.


Macy’s:

El piso de zapatos femeninos mas grande del mundo = El paraíso!!! Y no estoy exagerando, es la superficie en el planeta con mayor concentración de marcas de calzado femenino, está medido! Con decirles que el primer día que entré quedé tan abrumaba que no pude entenderlo siquiera. 
Esta tienda por departamentos tiene de todo y para todos los gustos, ademas de los buenos descuentos que a veces dan porque sí. 



Bergdorf Goodman:

Tienda por departamentos de lujo. Las grandes firmas de la moda mundial se consiguen  allí, en medio de su decoración estilo Art Decó. La tienda es única Estados Unidos y exclusiva en NYC; así mismo son sus precios (pero por antojarse no cobran ;)… Provoca incluso quedarse mirando la gente que entra y sale. Ahhh por cierto, sus muy famosas vitrinas, me dejaron enamorada, cada escena recreada era perfecta y majestuosa; como la tienda.




Bloomingdales:

Otra tienda por departamentos para quedar mas que antojado. Marcas y diseñadores «gama alta» y «gama media» por decirlo de alguna manera (teniendo en cuenta que Zara, H&M, Forever21 y sus similares en esta categoría serían «gama baja») para que me entiendan. 




Sacks Fifth Avenue:

Lograr entrar es toda una odisea, sobretodo en época decembrina, ya que sus vitrinas son famosas en el mundo (y con toda la razón), por la belleza y los detalles de cada una, todas son distintas, y cada una tan emocionante de admirar o mas que la anterior, tanto que hay barras como para entrar a un estadio a su alrededor para organizar a la gente que se queda mirándolas. Ya eso paga la pasada por ahí; y si nos adentramos en ella tenemos la gran emoción de una tienda por departamentos llena de grandes marcas y diseñadores.



Century 21:

Es la tienda de saldos y descuentos considerada la mejor de New York. Hay varias en Manhattan y en otros sitios de NY y en cada una se encuentran marcas y cosas distintas, así que no es plan repetido si te invitan a conocer otra 😉 … Yo estuve en 2 de ellas y creo que el promedio de tiempo fueron 4 horas en cada una (si no fue mas jajajaj). Hay cosas de diseñador y de marcas reconocidas. Realmente, tomándose el tiempo y buscando, se encuentran excelentes prendas a muy buen precio.



Strand Books Store:

Una librería donde venden libros nuevos y usados a los mejores precios. Esta me la recomendaron Andrés Pajón y su socio Felipe Cartagena, a ellos solo puedo decirles gracias por el problema en el que me metieron. De la sección de moda quería llevarme muchos libros, tomar la decisión me llevó casi 2 horas (sin contar las que ya llevaba adentro de la librería antojándome) incluso estaban algunos libros de segunda, que ya no se imprimen mas, ósea tesoros! El problema es donde los empacaba y además del peso, pero me hice entre otros a un hermoso ejemplar del libro «Vogue: The Editor’s Eye», para mi una «Biblia».



FAO Schwarz:
Una juguetería para quedarse a vivir! El regreso a la infancia sucedió en el 2do piso donde terminé jugando a tocar música con mis pies sobre un piano gigante, luego de quedarme por mas de hora y media en el primero (casi no me sacan de ahí) donde me rodeaba la felicidad en forma de cajas enormes de Nerds, Gomitas de 2.5 kilos, valga la aclaración, no eran 2 kilos y medio de gomitas, era 1 sola goma gigante de 2.5 kilos; Chupa Chups del tamaño de mi cabeza y mas dulces del tamaño de la felicidad.


En resumen: si visitan NYC pasen por estas «moles» enormes, llenas de antojos, cosas interesantes y divertidas; son también emblemas de New York y reflejan perfectamente como se mueve el consumo en la ciudad.