Un delicioso desayuno en el Café Masade Bogotá, fué la excusa perfecta para hablar de moda, de como comunicarla y comunicarnos a través de ella. 
El moderador y principal ponente fué
Rafael Jiménez, director internacional de comunicaciones de la marca española 
Bimba & Lola; quien además de ser un churro, es un verdadero experto en el tema.
Iniciamos entre panes y jugos con Rafael, presentandose y presentandonos la marca, contandonos cual es su enfoque y como quieren ser vistos en el país. 
“Bimba & Lola es una marca con diseño, que te puedes permitir. Somos una marca joven y fresca que ha tenido gran impacto a nivel mundial, eso queremos comunicarlo en Colombia y el mundo con la mayor humildad” 
Para seguir contandonos de la marca y su forma de comunicarse, lo primero fué dejar muy claro que quieren ser vistos como marca, no como cadena, esto les sigue dando ese toque especial de exclusividad ante la precepcion del consumidor, además del potencial artistico que tienen;  de como desde ese arte se puede generar una comunicación contundente, sin tener que mostrar tanto o incluso literalmente el producto. Eso es algo que personalmente amo de las marcas de moda internacionales, el riesgo de mostrar su lado conceptual desde la imagen, que llega a la sensibilidad, a las emociones.
Me encanta saber que esta marca (que no es de lujo) al igual que las marcas de lujo en el mundo, se comporte como una y se apropie del arte como su “irreverencia” para contarnos sus historias hechas prendas. 
Señores y señoras de las marcas de moda colombianas, parenle bolas a estas ideas comunicativas que pueden convertirse en parte de la identidad y diferenciación de su marca como valor agregado, para llegar como dardo a las entrañas, a la pasion de sus clientes para fidelizarlos, o conquistando nuevos. 
Tip gratis (este no hizo parte del brunch) les cuento que las marcas de lujo deben vivir entre la delgada linea de la tradición y la vanguardia, opuestas entre ellas, para no perder estatus, ni vigencia y que sus productos sigan siendo objetos del deseo. Para esto se apropian del arte, la irreverencia o la controversia en su comunicación como el toque novedoso y de actualidad y así año tras año renuevan la imagen, la idea de “viejo”, de piezas clásicas ante el mundo. ¿O creen que los bolsos de Louis Vuitton y Hermès o la joyería de Cartier son cosas inventadas hoy? … mmm la respuesta es NO! 😉
Para seguir contandoles lo que pasó y con la intención que pasen un ratico ameno leyendo este post, así como lo fué para quienes estuvimos invitados a este evento, trataré de no alargarme mucho y contarles en varias frases otros de los temas que se tocaron y que realmente me parecieron importantes y valiosas para quienes hacen y sobretodo COMUNICAN la moda en Colombia (Y que le caiga a todos, desde clientes reacios a nuevas propuestas, hasta periodistas, publicistas, directores de arte, jefes de mercadeo, fotografos, productores… etc).
*El objetivo de comunicar no es vender, es dar a conocer, es crear una demanda potencial, es atraer nuevas “audiencias” y posicionar transmitiendo los valores de la marca como valor agregado.
*Estar en la mente del consumidor de cara al futuro es pensar y apostarle al consumidor joven, que aunque en este momento no tien la capacidad adquisitiva en 5 años será nuestro cliente.
*La mujer consumidora de moda hoy en día necesita tando de la parte profesional y objetiva que ofrecen las revistas de moda y las editoriales como de las opiniones de bloggers y lideres de opinion en redes sociales, para asumir una posición y definir su estilo.
[/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]