Una tendencia del cuerpo:

Los cánones de belleza y los puntos focales en la moda y el vestuario femenino han cambiado con la historia y el paso del tiempo. La evolución de los tiempos han hecho pasar de un lugar a otro esos sitios fetiches que hablan de la sensualidad y la belleza femenina. 

Los escotes en distintas partes del cuerpo, los altos y los largos de las prendas han dependido en muchos casos de esos estereotipos de belleza que indican también que se debe y que no se debe mostrar para ser sexy y estar a la moda. 

espaldas

Así como en el antiguo Japón las Geishas debían exhibir a sus amos pequeños pies para ser hermosas y durante el renacimiento las mujeres con curvas voluminosas que podían exhibir bustos exuberantes desde los escotes de sus vestidos eran consideradas las mas bellas y sensuales al punto de inspirar las figuras de Venus a pintores y escultores famosos; o más adelante las pequeñas cinturas moldeadas con ajustados corsés eran la silueta obligada para aplicar a ser una mujer agraciada; hoy en día las piernas y las espaldas son esas partes fetiches que sin duda hablan de la sensualidad femenina.

Durante el siglo XX, con la liberación del corsé y los cambios de la moda hacia una moda mas funcional, también cambiaron los cuerpos de las mujeres y los puntos focales que desde el vestuario y; las miradas masculinas eran los mas sensuales. Poco a poco lo cánones de belleza empezaron a hablar de mujeres mas delgadas (a comparación con las mujeres de la edad media y el renacimiento) como sinónimos de belleza, y pasó de mujeres adultas de figuras esculturales como las pin up o las mujeres del New look de Dior, a mujeres aniñadas y casi famélicas como Twiggy en los 60`s como símbolos máximos de lo que era sexy.

 

tendencia piernasespalda

Los ruedos de las faldas subieron hasta la creación de la minifalda, empezando a robarle protagonismo al busto y los escotes, en temas de gustos masculinos, con la llegada de los 80’s y el furor de los cuerpos atléticos, las piernas bien torneadas se convirtieron en el objeto del deseo absoluto, más si recordamos la escena del cruce de piernas de Sharon Stone en la película “Bajos Instintos”. En los 90’s con la llegada de las ombligueras, el ombligo y el abdomen intentaron quitarle el trono a las piernas y los escotes delanteros, pero su reinado duró poco (gracias a Dios) aunque nos dejaron la tendencia y la necesidad de abdómenes planos y el descaderado se volvió el rey de los pantalones sobretodo en nuestro país para pesar y desgracia de la vista de muchas de nosotras (lo digo porque algunas que no deberían usarlos insisten en ponérselos y sacar a la luz todos sus rollitos). 

A causa del descaderado se ensancharon las cinturas de las mujeres y los cuerpos de cierta manera se volvieron más masculinos, también con el paso de la “moda” de las grandes prótesis de silicona (aunque algunas no lo han notado todavía), así que para volver a la feminidad; las piernas volvieron a convertirse en las reinas de los looks sensuales y los escotes frontales perdían terreno. 

minifaldakeira knightley

Con la llegada del 2000 y los años que han pasado hasta hoy, se ha comprobado cada día más que estamos en la era del estilo y que la moda es una simple herramienta para demostrar a los demás quienes somos, en este punto; y siguiendo con los cánones estéticos y las partes fetiches del cuerpo femenino las piernas siguieron su reinado como una reina madre que poco a poco ha ido dando paso a las espaldas. Los escotes en la espalda evocan el glamour y el estilo de otras épocas y eso junto a la tendencia de los cuerpos saludables que reemplazó los cuerpos atléticos y los extremos de hambre; dan origen a la tendencia del estilo que dicta, mostrar una espalda firme como el máximo símbolo de sensualidad + glamour.

Las tendencias en cuestiones del cuerpo no son tan pasajeras como aquellas de las modas, así que seguramente las piernas y las espaldas compartirán el trono por algún tiempo más; pero mucho ojo… Esa regla que dice que hay que dejar algo a la imaginación, aplica acá mas que nunca: o una cosa o la otra, pero no las dos juntas! Las mujeres con estilo cambiaron los escotes frontales por los escotes posteriores, sobretodo si son poseedoras de un busto grande (que mal manejado luce vulgar casi siempre, o mejor dicho siempre). Así que mientras siga el reinado de las piernas y las espaldas (que realmente me encanta), bienvenidas sean las faldas bien puestas y los shorts bien llevados, al igual que las espaldas profundas que van mas allá del recuerdo.

Espalda mujer

Y como las espaldas son si duda las herederas al trono, pues salve a la reina heredera con esta frase… 

“Lo más importante de un vestido es la espalda. Es es último recuerdo que dejas al salir del salón” Balmain

Tatiana

@ICONAtatiana

tatiana.moreno.penagos@gmail.com