Esta «it girl» rusa, trabaja en Londres como modelo y stylist.

Con sus atuendos da vida a la palabra «cool». Siempre con toques irreverentes e inesperados que son el resultado de probarse y probarse todo lo que se supone no combina, sin temer a equivocarse; como lo ha dicho ella misma cuando le preguntan por sus atuendos.

Las prendas superiores over-size son un must en su armario, estas imprimen actitud de poder e impacto visual para sobresalir cuando se llegan las semanas de la moda.
Las texturas son los suyo, al igual que los pantalones skinny que se ajustan cómodamente a sus largas piernas.
Su estilo no es de imitar para todo tipo mujer, ya que esos excesos que en ella lucen increíbles, en otra con menos estatura y/o actitud podrían rayar con el disfraz. Así que ojo! Pero se lo que definitivamente si vale la pena copiarle (siguiendo nuestro estilo) es el hecho de construir un guardarropa con prendas icónicas, prendas vivas que cuenten historias con diseños atemporales.
Su estilo es «pop» y llamativo, pensado defnitivamente para llamar la atención. Los toques trashy en sus atuendos le dan siempre esa sensación de «me puse lo primero que encontré» ese toque de vestirse a la moda fácilmente que tienen las mujeres que conocen a la perfección su estilo.  
Puntadas grunge, mezclas atrevidas y/o futurismo hay siempre en sus outfits.


«Mi estilo en los eventos no se diferencia mucho de lo que uso a diario, excepto por los tacones; no suelo llevarlos todos los días». *

*(Con esas largas piernas puede darse ese lujo sin remordimiento)